19 noviembre 2006

Gazapos no, por favor


Parece que hasta a 'Sara', una chimpancé muy despierta, le ha dolido ver los gazapillos de este reportaje de La Vanguardia.

Eva, muy buen artículo pero por favor, tómate tu tiempo para repasarlo.

6 comentarios:

Fernando Lluna Ripolles dijo...

La verdad sea dicha, y antes de empezar este post tengo que reconocer que creo en la importancia de la Comunicación como el principal vehículo de desarrollo personal y profesional, en la tolerancia y en el sentido común.

Al hilo de este artículo, me viene a la memoria una noticia publicada en Expansión hará algo más de un año y medio. Recogía los resultados del último proceso de selección para nuevos consultores realizados en toda España. Como dato más significativo era la baja incorporación de candidatos de la Comunidad Autónoma Catalana, menos de 8% dato este que explicaba el responsable del proceso por los errores ortográficos cometidos y la dificultad manifiesta en la expresión en lengua española.

Insisto, creo en el bilingüismo y plurilingüísmo, pero las políticas monolingüitas más que ayudar a avanzar, tienen un efecto retrogrado. Y mi pregunta es ¿Cuándo se darán cuenta nuestros políticos catalanes que nos llevan por el camino equivocado?

Cruella dijo...

Señor Lluna: "monolingüitas" és el tipo al que pertenece Sara la Mona Lengüita de oro?

Por políticas "monolingüiSSSSSSSSstas" se entiende la del Estado español?

fernando lluna ripolles dijo...

Señora CruelLa, cualquier monolingüismo es antisocial, pero si me pone en el compromiso de si el castellano, o el catalán, primero debería ser el castellano, ya que permite comunicarse con más de 140 millones de seres humanos, si bien el catalán como lengua es bella, como lo puede ser el gallego, el bable o el euskera. El error es pensar de forma excluyente, y querer utilizar la lengua para separar y no integrar. Pero más allá de las palabras quedaran los hechos, es cuestión de tiempo que el idioma sea motivo de un mayor clasismo en la sociedad Catalana, los crios que van a colegios públicos, solo hablaran catalán, y los de los burgueses catalanes además sabrán ingles. La deslocalización de empresas se acelerara a medida que el nacionalismo lingüístico sea costoso de mantener a las empresas y estas terminen por irse a otras ciudades. Insisto este discurso comenzó siendo un gran error, y terminará costándonos muy caro.

Ana Galarza-Lanz dijo...

Estoy de acuerdo con Fernando Lluna Ripolles. Yo me he tenido que pagar los estudios de inglés, francés o italiano. Ahora, si quiero opositar a mi Comunidad, Navarra, tendré que pagarme los de vasco. ¿Por qué? Es una discriminación que deploro. Del mismo modo que me parece aberrante que todo el mundo pueda concurrir a Castilla, Madrid, Andalucía, pero sólo unos pocos a las Vascongadas, Cataluña, Baleares o Valencia. La Constitución dice que todos somos iguales, aunque algunos deben de ser más iguales que otros, por lo que parece. Al final, ¿qué nos interesa? ¿Que el médico o funcionario que nos atiende lo haga en perfecto swahili o nos diagnostique/atienda correctamente?

Mónica de Castro dijo...

Fernando y Ana, bienvenidos al blog y gracias por vuestros comentarios. Os dejo un par de ejemplos reales de 'igualdad' y de 'política monolingüista' que se vive en el día a día en Catalunya con la confianza de que a todos nos haga darle una vuelta más a nuestras reflexiones:

Igualdad
Una ciudadana cuya lengua materna es el catalán interviene en un juicio y no puede argumentar correctamente ya que se ve obligada a hablar en su segunda lengua, el castellano, en la que no se expresa con la misma facilidad, porque el juez no la entiende. ¿No se le está negando el derecho a defenderse en igualdad de condiciones que cualquier otro ciudadano español? ¿No garantizaría mejor la igualdad de todos los ciudadanos el hecho que el juez aprendiera la lengua vernácula del lugar donde trabaja? Quizá el problema resida en que todavía no se asume conscientemente la verdadera realidad plurilingüística del estado español (y por eso, entre otras cosas, sigue llamándose español a la lengua castellana). Aprender una lengua más para moverse por el territorio es una de las condiciones que tenemos los que vivimos en estados con una pluralidad cultural como la de España, y deberíamo asumirlo con naturalidad, sin prejuicios y aprovechando la oportunidad que la diferencia nos brinda para enriquecernos como personas.

Política monolingüista
A finales del mes de Octubre, el Ayuntamiento de Barcelona y el Gobierno de Catalunya enviaron una carta a algunas empresas de Catalunya solicitando su participación en una encuesta sobre inversión en el área de Barcelona. La carta, firmada por Jordi Portabella (Teniente de Alcalde) y Joan Josep Berbel (Secretario de Industria) decía en uno de sus párrafos: '...Para su comodidad, puede realizar la encuesta en castellano o en catalán. Si tiene cualquier duda, puede dirigirse al....'

Pero nada más lejos de mi intención que este blog se convierta en un lugar de debate político. Así es que si queréis seguir hablando de este tema os invito a escribirme a nikadec@gmail.com

Mientras, en el post 'Gazapos no: la respuesta de La Vanguardia' podéis ver la contestación a mi post que publicó La Vanguardia en su edición del domingo 3 de Diciembre. Tal como sospechaba, los errores se deben a las prisas, y el defensor del lector, haciendo honor a su nombre, ratifica la responsabilidad de toda la cadena de edición, empezando por el propio redactor del artículo.

fernando lluna ripolles dijo...

Estimada Mónica, es un placer discutir con alguien como tu, ojala siempre pudiera ser la mitad de correcto que en esta ocasión.

Tus ejemplos muestran una vez más, las barreras del monolingüismo. Yo como catalán y español, defiendo todo lo que pueda entrañar cultura, pero no defenderé y criticaré todo aquello que con el escudo de la cultura tiende barreras, para distanciar, separar y diferenciar, lo que nos es separable ni más diferenciable que cada comunidad de vecinos. Insisto no caigamos en argumentos románticos de nacionalismo lingüístico, porque el precio pasará una factura muy alta.
Y lo más cachondo de todo esto, (perdóname la expresión), es que el castellano, el gallego, el catalan-aragones y valenciano, todos surgen como lenguas bastardas del latín, o dicho de otra forma, del mal uso popular del latín. Si a los de Madrid se les ocurriera, rescatar el castellano del sXII, los catalanes nos veríamos confusos pues al mantener una conversación con la lengua normalizada, sería prácticamente iguales, y el argumento de los nacionalistas, se vería cada vez más roto, volviendo a poner los pies nuevamente en el suelo.

Solo pido un poquito de Sentido Común, lo importante es comunicarse y hacerse entender, no seamos sectarios, que marcamos el camino a la tumba.

Una vez más, Felicidades Mónica, por tu blog.

Y aprovecho para felicitaros una Navidad llena de Amor Paz y Gusto por el buen Cava (español) ;-).